En el mundo de los negocios no hay lugar para la improvisación. Los tiempos mandan y todo tiene que estar muy medido. Por ello, tener habilidades extra a la hora de entablar relaciones ya sea con tu equipo, con tus clientes o simplemente conociéndote a ti mismo, puede convertirse en un potencial arma para la gestión de tu día a día empresarial.

Es posible que creas no necesitar de estas habilidades ya sea por tener gran capacidad técnica o un alto nivel educativo pero nunca viene mal atreverse a mejorar en factores poco comunes en gente acostumbrada a su marco técnico diario. Estas capacidades suelen estar asociadas a la creatividad, la inteligencia emocional o simplemente el instinto de supervivencia.

Es muy común ver a gente mediocre, a priori, en altos cargos ejecutivos. ¿Nunca os habéis preguntado el por qué? Pues bien, la respuesta está en ciertas habilidades: adaptabilidad y liderazgo.

Es muy común ver a gente mediocre, a priori, en altos cargos ejecutivos. ¿Nunca os habéis preguntado el por qué? Pues bien, la respuesta está en ciertas habilidades de adaptabilidad y liderazgo. Clic para tuitear

 

1- Aprenda a comunicarse.

Suena fácil y común que esto sea primordial en cualquier fase de negocios o equipos de trabajo pero a medida que vamos tomando forma todo se va complicando por momentos. Es fácil perderse en mensajes de grupos de mensajería o no entenderse bien según con qué compañeros. En el caso de los equipos de trabajo es obvio que es crucial una comunicación activa y efectiva, dar la información precisa y tratar de minimizar las confusiones. Con respecto a la comunicación con un cliente también es importantísimo no sólo la buena comunicación y el trato con el cliente, sino elevar el nivel de comprensión al máximo. Para ello, por ejemplo, en Ases Media nos basamos en un grupo de preguntas para realizar el diseño de logotipos. Hacer este tipo de acciones puede ahorrar un buen número de reuniones y confusiones que alargarán seguro el proyecto.

5 habilidades que todo profesional debería cultivar 2

2- Aprenda a encajar críticas de los clientes.

Cómo norma general los clientes suelen ser muy exigentes a la hora de darnos feedback en nuestros trabajos de diseño o desarrollo web. No siempre suele ser agradable recibir estas críticas sobre todo cuando los diseñadores tienen un cierto ego artístico y no son capaces de dejarlo de lado para centrarse en la satisfacción del cliente.

Es probable que la retroalimentación de estos comentarios no suele hacerse de una manera racional. Puede haber dos tipos de reacciones. Una, puedes ponerte a la defensiva y no aceptar ninguna crítica, con el consiguiente gasto de energía y ralentización en el proyecto y otra, directamente ignorarlo, con el consiguiente frustración para el comercial y el cliente.

Si quieres que la gente te tome profesionalmente y sepa que está tratando con una persona que es capaz de trabajar en equipo debes encajar todo este tipo de críticas y tomarlas de la manera más constructiva posible. Esto hará agilizar mucho el proyecto y la comunicación fluirá con tu cliente.

3- Aprenda a ver sus puntos débiles y esfuércese en mejorarlos.

Relacionado directamente con el punto anterior, ya que es muy común después de no aceptar las críticas tampoco ser capaces de ver nuestros propios errores.

Es obvio que todos tenemos puntos débiles ya que nadie puede ser experto en todo, ni ser capaz de no tener ni un solo error.  por esto lo primero es la aceptación y el análisis de nuestras propias capacidades y decidir en cada momento cuáles son las necesidades de nuestra empresa.  Si no somos capaces de realizar algo al 100%, es mejor contar con buenos colaboradores para mejorar el servicio a tu cliente.

Una vez que se cuenta con una cartera de buenos colaboradores siempre tenemos la posibilidad de mejorar como empresa en estos puntos débiles que hayamos detectado para buscar la excelencia en nuestro desarrollo empresarial.

5 habilidades que todo profesional debería cultivar 3

4- Aprenda cómo negociar mejor.

La sinceridad es un factor clave en llevar las negociaciones a buen puerto en cualquier tipo de negocios. También conocer nuestro valor real y nuestro valor de mercado puede llegar a un factor diferencial a la hora de llevar una negociación a buen término. Hay varios factores importantes a la hora de realizar una buena negociación. Nuestra experiencia y referencias, nuestra capacidad para realizar nuevos proyectos y un conocimiento profundo en nuestras tarifas y precios por proyecto.

No es lo mismo tener experiencia que tener capacidad creativa para afrontar nuevos proyectos.  En ocasiones estos dos factores no van de la mano y nos puede jugar en contra.

No es lo mismo tener experiencia que tener capacidad creativa para afrontar nuevos proyectos. En ocasiones estos dos factores no van de la mano y nos puede jugar en contra. Clic para tuitear

5- Aprenda a adaptarse.

Es una capacidad fundamental en los tiempos que corren ya que la tecnología avanza rápidamente y es necesario tener una  la adaptabilidad enorme para afrontar los nuevos retos que nos da el mundo tecnológico.

Hay muchos ejemplos, pero podemos destacar la nueva capacidad de Twitter de poder transmitir audio en streaming.  Esta nueva capacidad hace que tengamos que estar al día en la tecnología podcast para poder afrontar nuevos retos de comunicación y adaptarnos así a los nuevos tiempos y al avance de las plataformas más importantes del mundo.

Como conclusión hemos marcado cinco habilidades Que cualquier profesional debería cultivar para mejorar en este nuevo paradigma, pero podría haber muchas más, tan solo hemos puesto éstas como ejemplo.

 

¿Qué otras habilidades piensas que deberías mejorar para que tu empresa y tu equipo de trabajo mejore?

Sending
User Review
5 (1 vote)

Pin It on Pinterest

¡Comparte!

¡Di a tus amigos lo interesante que es este artículo!